viernes, 17 de junio de 2011

Carta confusa y muy graciosa

Para comenzar el blog, me gustaría comentaros una carta algo extraña que se la envió un amigo mío a su amante. Al ver aquella carta, me quedé algo extrañado ya que se puede observar un poema, pero mi amigo me enseñó un truco un tanto desagradable, que disfruten de la carta:


Estimada señorita:

Son de tal magnitud mis deseos de for-
malizar mis relaciones con Ud. que gozo en comu-
nicarla a todas horas del día, que daría mi po-
bre corazón, perturbado ante una joven tan be-
lla, por dar gusto a mis grandes y poderosos co-
nocimientos que se ven atravesados por agui-
jones. He sido informado de que Ud. es tan pu-
ra, así como amable, modesta, simpática y boni-
ta, que espero que no oponga resistencia a mi na-
tural carisma, mi gallarda presencia y mi gar-
bo, que es capaz de destrozar el más fuerte co-
razón, que sienta tan solo un leve y mínimo cari-
ño. Esperando a unirnos sentimentalmente y pre-
ferentemente sin más demora, permítame acompa-
ñarla a la hora y sitio que Ud. tenga por gusto.
 


Bueno, no tendrá tanta gracia, pero probar a leer un renglón sí y otro no. Ahí está el truco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada